Síguenos en Instagram y Twitter como @Convalores

Theme Features

This theme is built on the Warp framework, a well-engineered theme framework for WordPress and Joomla, and utilizes all of its latest features. The user interface is powered by UIkit, a lightweight and modular front-end framework, which provides the theme's styling. The theme also comes with a wide range of different
layouts and widget variations.

  • Home

El buen regreso a clases

El inicio de clases es una transición que requiere paciencia; debemos escuchar sus temores, dudas, intereses con mucha atención y respeto. Es necesario que sientan que volver a clases no significa un abandono de nuestra parte. Hagámosle sentir con expresiones de afecto, besos, abrazos, que siempre estaremos a su lado para apoyarlos. Démosle la seguridad y serenidad que da sentir que sus padres toman en cuenta sus sentimientos y están dispuestos a apoyarlo.

Si los niños empiezan en una nueva escuela, es importante estar atentos a los cambios de comportamiento o actitud. Ya que, puede ser que un mal comportamiento sea un reflejo de algún problema no resuelto en la escuela anterior o en su vida personal.

A continuación, te brindamos algunos consejos para hacer del regreso a clases una actividad placentera:

Habitos alimenticios
Que la comida y los refrigerios sean saludables. Pon en la lonchera de tus hijos suficiente proteína, fruta fresca y vegetales. Evita los refrescos y bebidas energéticas y solamente sírveles jugo 100% natural, además, los niños deberán tomar mucho agua

Regresa al horario

Cuando los niños están de vacaciones, los horarios se relajan. No importa si despiertan a las 10 de la mañana o si se duermen después de las 12. Pero cuando regresan a clases los horarios vuelven a ser importantes, y regresar a ellos requiere tiempo y paciencia. Para que no te sorprendan el primer día, intenta que tus hijos recuperen gradualmente sus horarios habituales de escuela, mandándolos a dormir más temprano cada día desde una semana antes de que entren a clases. Refuerza las rutinas saludables de sueño. Los Centros de Control de Enfermedades recomiendan que los niños duerman de 8.5 a 13 horas diariamente. Dales un baño o léeles para que puedan conciliar el sueño. Limita las horas frente a la pantalla. Pon reglas para el tiempo de uso de televisión, computadora y juegos de video. Mantén estos aparatos fuera de la recamara de los niños para que no se desvelen.

Prepara la ropa
Una vez que logres acostar a los niños prepara la ropa para el día siguiente. Asegúrate de que los uniformes estén completos y recuerda marcar todo lo que se puedan quitar. Si no tienes tiempo para bordar sus nombres en las etiquetas usa un marcador permanente. Prepara también los uniformes para las actividades de la tarde. Los primeros días de clases pueden ser caóticos así que prepara por adelantado lo más que puedas.

Conversar con nuestros hijos acerca del bullying
La mayoría de las escuelas tienen políticas para prevenir o contrarrestar dicho comportamiento, pero es importante que los niños lo reporten. Muchos niños no hablan de ser molestados en la escuela por miedo a que esto empeore su situación. Busca señales de abuso en ellos como moretones frecuentes o una renuencia excesiva a levantarse por las mañanas.

Compra los útiles escolares lo más pronto posible
Muchas veces dejamos para último minuto las compras de los útiles necesarios para las clases. Días antes del inicio de ciclo escolar, las tiendas departamentales, papelerías u otros negocios están abarrotados de personas queriendo surtir la lista que seguramente les entregaron antes de empezar el verano. Quien deja pasar el tiempo, es muy probable que enfrente al desabasto de material o a precios excesivos de parte de los comerciantes, que al ser artículos de primera necesidad, muchas veces se aprovechan de las personas, por lo que es más sensato comprar las cosas con mucho tiempo de antelación.

Buenos hábitos de estudio

El volver a la escuela es un buen momento para establecer reglas y hábitos de estudio que seguramente traerán buenos resultados al final del año. Si desde un principio los padres de familia dan a conocer claramente a que hora los niños deben hacer la tarea, cuales son los lugares más apropiados para hacerla y como deben organizarse para cumplir con todos los trabajos pendientes; no tiene porque presentarse ningún problema durante y al final del año.

Es recomendable entonces que coloques en un lugar visible las reglas de estudio y verificar constantemente que se estén cumpliendo; conforme pasa el tiempo verás que para el niño esto se convertirá en parte de su vida diaria que aplicará durante todos sus años de estudio e incluso después.