Síguenos en Instagram y Twitter como @Convalores

Yanirka Guzmán, mujer soñadora y capaz

Yanirka Guzmán, mujer emprendedora nacida en Venezuela, Fundadora de Wajari Bombones, su pasión por la cocina y sobre todo por el chocolate lo lleva en las venas desde mucho antes de descubrirlo. Además, de ser Técnico Superior en Química e Ingeniera Ambiental y luego de esta formación académica se inicia formalmente en el mundo culinario.

Su especialidad radica en la chocolatería, que tiene aproximadamente tres años con un negocio online a través de las redes sociales @wajaribombones

Inicios
“Esta especialidad nació una vez que viajé a Trinidad y Tobago a una formación en inglés, donde tuve la oportunidad de compartir con distintas amistades de diferentes países”. Una compañera brasilera le enseñó un dulce típico de la gastronomía brasileña que son los “brigadeiros” que para ellos son bombones, pero para el venezolano son trufas.

Desde allí le surgió el interés por el chocolate a pesar de haber vivido toda una vida en Venezuela donde a menudo se ve el proceso del cacao convertido en barras de chocolates.

A su regreso de la formación que hacía, comenzó a preparar lo que una vezhabía aprendido lejos de casa, donde pudo descubrir el sentimiento de satisfacción al ver la expresión de sus familiares y amigos al darles de probar eso que había creado. “Eso te retroalimenta, la expresión, el saber que le gusta”. Lo que la llevó a formarse y a especializarse por los bombones.

“Estuve asistiendo un mes y medio a Caracas a una academia llamada Capu Cucina con el chocolatero Andrés Landaeta”, dijo Guzmán. Quien es chef y, además, fue participe en la elaboración de la moneda de chocolate más grande del mundo el cual obtuvo el Record Guinness en Venezuela.

De allí le surgió la idea de tener un emprendimiento que lleva por nombre Wajari Bombones. “Quería que fuera algo muy de Venezuela, muy nuestro”. Su nombre está inspirado por la denominación que tienen los Piaroas para el Autana, que es un Tepuy que existe en el Amazonas del país y para ellos significa El Árbol de todos los Frutos.

“Entonces dije que todos los frutos con que el cacao se pueden combinar y el cacao siempre ha estado ligado a la mitología porque desde sus inicios fue considerado el alimento de los Dioses y entonces era como mantener un poco la línea de tener esa parte de mitología, pero adaptado a Venezuela”, expresó.

Actualmente, Yanirka Guzmán, Fundadora de Wajari Bombones, trabaja con el chocolate artesanal de reconocimiento Nacional con el fin de apostar a esos nuevos emprendedores y soñadores como se considera ella. “Esa es la mezcla que tiene Wajari utilizando chocolates premiun, pero también chocolates artesanales para apoyar a los emprendedores como nosotros”, enfatizó.

El chocolate Bitter la define
Yanirka considera que cada chocolate tiene su personalidad. “El chocolate Bitter me define, no contiene leche, tiene azúcar más su esencia y me parece que es la esencia de cada persona con ese toque dulzón que todo el mundo tiene, pero no todo el mundo transmite”.comentó.

Además, busca complacer siempre a sus clientes dándoles apertura a que ellos mismos puedan escoger los sabores de los rellenos de sus bombones. “A veces cuando estoy creando bombones personalizados y no me salen, pero cuando se los entregó a mis clientes me dicen que era exactamente como ellos querían y de eso se trata de no hacer lo que realmente quieres sino de los que tus clientes te piden”, considera Guzmán, que en ocasiones se debe dejar guiar por el momento.

Tiempo distribuido
Su tiempo lo distribuye en aprender técnicas culinarias, además de llevar a cabo Wajari y también saca tiempo para hacer ejercicios sin descuidar su salud física.

Una mujer emprendedora se trata de eso, de saber que, a pesar de no tener mucho tiempo para hacer otras labores, lo consiguen y así lo dice Yanirka Guzmán, quien trabaja en laboratorio de análisis químicos (agua, crudo, etc.) en Jose, empresa Petrolera.

“Conocerse es buscar la pasión”
“Todos tenemos una pasión particular”, para Yanirka además de descubrir sus habilidades, decidió formarse en una academia que está basada en Neurosicoducación, el cual la filosofía era: ser para hacer, para tener.

“Antes de emprender algo lo que recomiendo es que se descubran, cuál es la pasión, qué es lo que te mueve. Porque cuando descubres eso lo demás pasa a segundo plano. Siempre vas a estar inspirado y no vas a necesita ver el contexto para seguir adelante.”, sugirió.

La apasionada y catadora del cacao, afirma que no dejará de perseguir sus sueños, que siempre va tener un motivo para buscar su felicidad satisfaciendo a sus clientes creando bombones de chocolates de cualquier especie. A pesar de la situación del país en la que se atraviesa no lo es un impedimento para seguir adelante.

“A veces en el día a día nos perdemos en la sobrevivencia sobre todo en la condición país y no nos detenemos a ver, esto me gusta, esto no me gusta, lo estoy haciendo porque quiero tener un ingreso. Les aconsejaría que se tomaran un tiempo para poder descubrir quién eres, cuál es tu pasión, qué es lo que te mueve y a dónde quieres llegar. Suena fácil pero no lo es, lleva tiempo, pero vale la pena”, culminó.

Por: Verónica Rondón – Pasante USM